integrating refugees.jpg 2

El pasado lunes 22 de febrero de 2016 se celebró un seminario público “Integrar a los refugiados en el mercado de trabajo: convertir la crisis en una oportunidad” en el Comité Económico y Social en Bruselas.

El motivo de la conferencia era visualizar cuáles eran los retos que está planteando la llegada masiva de refugiados a territorio comunitario, compartiendo buenas prácticas implementadas hasta el presente y compartiendo reflexiones sobre qué ejes hay que priorizar en este sentido.

Los ponentes compartieron ciertos datos de interés para describir este fenómeno y saber a grandes rasgos qué perfiles de poblaciones está llegando a territorio comunitario.

En 2015 más de 1 millón de inmigrantes y solicitantes de asilo llegaron a la Unión Europea, siendo Sirios, Afganos e Iraquíes sus principales nacionalidades. En el año presente está previsto que esta cifra se incremente notablemente.

El dato más llamativo es el siguiente: aproximadamente un 30% son menores de 18 años y más del 75% son menores de 35. Se puede afirmar, por tanto, que hablamos de un claro perfil de ciudadanos jóvenes. Esto implica, por un lado, una necesidad de provisión de servicios educativos primarios, secundarios, profesionales y universitarios.

En segunda instancia, la mayoría de los refugiados no conocen el idioma del país de llegada. Esto implica una creciente demanda de necesidad de aprendizaje de idiomas para una rápida integración social y laboral. Plataformas online pueden resultar muy interesantes.

La cuestión primaria es si se quiere integrar o no a estos ciudadanos, y el valor multidimensional de hacerlo o no. Lo aparentemente elocuente desde un punto de vista humano, social, económico y de seguridad es lograr una óptima integración. Para ello, deberán dedicarse recursos iniciales en el conjunto de necesidades que van a requerir estos ciudadanos. Aproximadamente el 10% cuentan con estudios universitarios, esto supone una entrada de talento que hay que tener presente.

La estabilidad en el hogar y la facilidad para la reagrupación familiar supone otro pilar fundamental para su buena y rápida integración. Se debe lograr que las familias e individuos estén el menor tiempo posible en centros de acogida y puedan estar de manera estable en una vivienda regular. Prestaciones económicas y sociales, por tanto, suponen una herramienta necesaria e imprescindible para una ágil integración. Ello implica una aportación presupuestaria suficiente para afrontar el reto que Europa está haciendo frente.

Un sistema integrado de información de registro es necesario para conocer lo más fielmente posible el número exacto de personas que están llegando. En la actualidad una misma persona puede estar registrada en varios países a la vez, distorsionando de este modo una información veraz.

En la segunda parte del seminario se compartieron 3 experiencias de “buenas prácticas” de integración que se vienen implementando en distintos territorios comunitarios:

  1. Programa liderado por la Cámara Federal Económica de Austria donde identifican cuáles son las disparidades entre las cualidades requeridas por el mercado de trabajo y las que disponen los jóvenes refugiados. Se les proporciona la formación necesaria con un periodo de prácticas profesionales.
  2. Una iniciativa de los sindicatos y de las organizaciones empresariales del sector hostelero sueco para conectar la necesidad de contratación de Chefs con la disponibilidad existente de profesionales con experiencia pero sin cualificación reconocida entre inmigrantes, mediante un programa que trabajaba en inglés y árabe.
  3. Una iniciativa de una empresa social que cuenta con un alto grado de satisfacción entre sus participantes, donde mentores mayores de 50 años asesoran y ayudan a jóvenes extracomunitarios a encontrar un empleo.

Resulta primordial compartir de manera ágil y eficaz entre el conjunto de redes, organizaciones y autoridades que tienen responsabilidad en los distintos territorios de la UE en esta materia para así poder aplicar las iniciativas exitosas en tantos contextos y territorios como sea posible.

Comparte:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone